El pantano de la tristeza (la historia sin fin)

 

Cuando murió mi tío Neto enferme de tristeza, así como cuando murió mi abuelo Ernesto, no se por que soy tan sensible, tal vez simplemente me tocó nacer así, sensible, me importan mis seres queridos, pero no solo mis seres queridos si no la sociedad en si, de alguna manera que no puedo evitar no soy indiferente ante el dolor de los demás.

 

He aprendido a vivir con esta sensibilidad, cuando estoy con otras personas y me cuentan sus dolores puedo sentirlos como si fueran propios, entonces me cuentan más... De alguna manera siento algo muy hermoso cuando al sentirse escuchados les ayuda a sentirse mejor o con una esperanza, gente olvidada en las calles agradece infinitamente que los escuches, y si puedo sentir dolor pero no sufrimiento, el dolor es inevitable y natural en momentos difíciles y se comparte mediante la empatía, pero el sufrimiento es una elección y a pesar de que pueda sentir mucho dolor no siento sufrimiento y no siento sufrimiento por qué, finalmente, me siento libre de sentir todas mis emociones, las de felicidad y alegría y las de tristeza, está libertad me permite no sufrir.

 

Sin embargo en esta ocasión lo que sucede a las mujeres afganas me está afectando más de lo que pensé, no pensé sentir tanto dolor por este tema como estoy sintiendo, y el dolor de las mujeres afganas que es mi dolor lo expresó escribiendo, y de forma natural, casi como una coincidencia, algunos seres queridos me han dado más información de lo que sucede realmente en Afganistán, del origen del problema, también hay seres queridos que han llorado conmigo, llorar limpia el alma...

 

Estoy luchando por no morir ahogado en el pantano de la tristeza (de la historia sin fin) realmente creo que sobreviviré a esta prueba, soy muy fuerte personalmente, pero este dolor no es personal, es social, por eso les escribo del problema, en WhatsApp o por aquí, por qué creo que todos y todas tenemos amor y podemos compartir nuestro dolor, al compartir dolor también hay amor, no solo al compartir alegrías... Los amo, los amo infinitamente y ustedes me ayudan a no morir en el pantano de la tristeza debido a este tema tan difícil con las mujeres en Afganistán, los amo y quisiera tener el poder para detener a los talibanes e impedir que maltraten a las mujeres afganas, pero lo único que puedo hacer es escribir como cualquier humano mortal con limitaciones, ya que yo no poseo grandes recursos para ayudarlas de otra manera, el gobierno mexicano ya las está ayudando y eso para mí representa un rayo de esperanza.

 

Lo siento, no se por que nací tan sensible, realmente no se por que

 

Los amo hasta el infinito

 

Arión