Osho o Bhagwan Shree Rajneesh fue un iluminado que ntentó juntar la espiritualudad con el capitalismo, y Ma Anand Sheela también, quienes vinieron a esta tierra olvidando su divinidad para enseñarnos a despertar, su conocimiento y sabiduría van de la mano con su enorme bondad, humildad y amor. El despertar es doloroso cuando la sociedad vive atrapada en creencias y costumbres arraigadas y milenarias que reprimen nuestras emociones, el despertar de nuestras emociones naturales de amor y voluntad es un despertar doloroso para la sociedad que resulta en un enorme amor y armonía, generalmente estos líderes espirituales despiertos son atacados ferozmente por los sectores más conservadores de la sociedad que quieren imponer la forma "normal" de vivir a los demás, prohibiéndoles vivir, pensar, amar, sentir y expresarse diferente a la norma establecida por la cultura social. De hecho, si no fuera por la psiquiatría, podría existir mucha más gente despierta, sin embargo uno de los criterios psiquiátricos para medicar a una persona aún en contra de su voluntad es que su comportamiento y sus sentimientos y pensamientos no vayan acorde a la cultura de donde vive, lo cual se explica en el DSM de manera detallada, si la cultura no puede explicar tus comportamientos o emociones, entonces seguramente estas enfermo de la mente. Esta idea psiquiátrica de que cada individuo debe comportarse acorde al ambiente que le rodea, a los padres que lo crían, a la cultura donde vive, es una idea que nos atrapa en la cultura, en la sociedad donde vivimos y no nos permite actuar contra las normas sociales. Claro que deben existir normas sociales contra los crímenes, pero una persona que, según los psiquiatras, está enferma de la mente, que no comete ningun crimen, debería tener el derecho de comportarse como desee, la psiquiatría no medica gente peligrosa, la gente peligrosa va a la carcel, pero la mayoría de los supuestos enfermos mentales son inofensivos y no cometen crímenes, estos "enfermos mentales" son los gurús y curanderos espirituales en algunas culturas africanas, y lo eran en América antes de la conquista, estos mismos "enfermos mentales" eran las brujas y brujos de Europa, quienes han sido discriminados y controlados por la sociedad europea desde tiempos milenarios, quemados vivos y, actualmente, medicados con drogas psiquiátricas. La mente es el espacio más sagrado de nuestro ser, y la elección de tomar medicamentos psiquiátricos o no debería recaer en cada individuo, por más extraño que actue una persona, si la persona es feliz con su comportamiento y sus emociones poco debería importarnos si está enfermo o no de la mente, se debería dejar a la persona decidir sobre su propia mente. La mente es el lugar más sagrado e íntimo de cada individuo, y cada individuo debería tener la desición final de que hacer con ella, la mente es aún más íntima que nuestro cuerpo, pues la mente conforma nuestro ser espiritual, emocional, intelectual y nuestro "YO" interno y verdadero, obligar a alguien a tomar drogas psiquiátricas contra su voluntad deja traumas emocionales a quienes no quieren hacerlo y las consecuencias psicológicas que los internamientos y medicaciones contra la propia voluntad dejan se equiparan con las consecuencias del abuso sexual y de la violación, mucha gente que ha sido obligada a tomar medicamentos psiquiátricos en contra de su voluntad queda con traumas que pueden durar toda la vida, no solo por que los medicamentos psiquiátricos pueden causar un cambio en la mente que el individuo no desea, si no por los malos tratos que se da a los pacientes dentro de los psiquiátricos, donde no se les trata como personas con derechos, si no como criminales mentales que no saben lo que quieren. Se han hecho varios experimentos ya a lo largo de la historia intruduciendo gente que nunca ha presentado síntomas de enfermedad mental en los psiquiátricos, para esto, estas personas fingieron síntomas, el resultado es que, una vez dentro, a pesar de que confesaron haber mentido sobre sus síntomas, los psiquiatras no les permitieron salir y los obligaron a tomar medicamentos que son una tortura, además debían decir que estaban mejorando para que, en un lapso de unos 3 meses, los dejaran salir prometiendo que se iban a seguir tomando sus medicamentos.

No es un secreto que la psiquiatría no es una ciencia exacta, si no que es subjetiva, tan subjetiva como puede serlo la mente.

La psiquiatría es la única rama de la medicina donde pueden obligarte a "curarte" en contra de tu voluntad usando la fuerza bruta, no existe ninguna otra rama de la medicina donde se cure a alguien en contra de su voluntad, prueba de ello es que hay gente que, debido a sus creencias, no reciben transfusiones sanguineas cuando lo necesitan para sobrevivir, los médicos no obligan a estas personas a recibir la tranfusión sanguinea en contra de su voluntad, si no que los dejan morir por voluntad propia. El hecho de que la psiquiatría sea la única rama de la medicina donde te obligan a curarte y a tomar medicamentos de por vida solo habla de la gran preocupación de los gobiernos que controlan la psiquatría por ordenar y controlar la mente de los ciudadanos, pero si la sociedad está enferma debido a un gran sistema de control mediante la iglesia, la cual nos enseña que nuestras emociones son diabólicas y pecaminosas, teniendo como resultado una mayoría de gente que reprime sus emociones, entonces tal vez el problema no está en el individuo con una supuesta "enfermedad mental" si no que el problema recae sobre una socidad reprimida que mutila sus emociones debido a la cultura mayormente cristiana o católica, los anuncios nauseabundos que hay en la televisión y en la radio y otros medios de control y persuación masivos. Prueba del efecto catastrófico que produce la psiquiatría sobre nuestra libertad de pensar y sentir es la medicación psiquiátrica que dieron a Osho, desde que Osho empezó a tomar medicamentos psiquiátricos recetados por su médico su espiritualidad desapareció, su forma de ser cambió radicalmente, dejo de ser el mismo y por lo tanto perdió sus cualidades como lider espiritual, incluso planeó su propia muerte junto con su psiquiatra, muerte de la cual Sheela lo salvó cometiendo el grave error de tomar medidas ilegales para hacerlo perdiendo así su inocencia y la posibilidad de crear un paraiso dentro de este universo. Osho ya era adicto a las drogas psiquiátricas así que no comprendió la magnitud del problema y culpó a la misma Sheela por tratar de asesinar a su psiquiatra, quien a su vez iba a ayudar a Osho a morir. La psiquiatría destruyó una ciudad, la espiritualidad que crece como una epidemia de risas y gozo, la abundancia natural en el ser humano y el alma de mucha gente, es por eso que es escencial que se haga conciencia sobre este sistema de represión masivo que enferma a la sociedad, que deprime individuos despiertos y que ensucia nuestras almas. Si una persona quiere acudir con un psiquiatra por su propia voluntad, si realmente esta convencido o convencida de que lo necesita y ve mejorías en su persona al acudir al psiquiatra puede hacerlo, pero obligar a la gente a tomar medicamentos psiquiátricos usando la fuerza bruta es un crimen a la humanidad

Despuès de dejar los medicamentos psiquiátricos Osho volvió a la normalidad, sin embargo fue brutalmente tratado por las autoridades estadounidenses a pesar de su inocencia y perseguido por todo el mundo, finalmente el gobierno de Estados Unidos envenenó a Osho para deshacerse de el. Osho nos enseñó un mundo de amor infinito y libre, nos enseñó el paraiso, un paraiso donde es facil tener un equilibrio emocional, una sociedad que fue atacada por el gobierno de Estados Unidos y los habitantes conservadores católicos de una manera brutal

No perdamos el sueño de Osho, que olvidó su divinidad diciendo que no aclamaba ser el hijo de Dios, quien dijo que no había nada especial en el, excepto que estaba dormido y despertó para ayudar a otros a despertar